AVENTURA EN LA SELVA: Genial experiencia de nuestras alumnas Paloma Derteano y Odalis Chávez

En el ciclo 2011-1 fuimos las ganadoras del concurso del Taller de Diseño Gráfico
2 que consistía en diseñar la identidad gráfica (logotipo, papelería, certificado, tríptico, juegos y piezas didácticas para niños) del Centro de Rescate Amazónico (CREA). El premio, auspiciado por Luis Javier Velásquez Varela, consistió en un viaje a Iquitos para visitar el Centro de Rescate y experimentar e interactuar, dentro de sus actividades diarias, con los manatíes y delfines rosados.

Llegamos en la tarde. Una vez instaladas en el hotel caminamos por los alrededores y visitamos la Plazade Armas. Christian (miembro de CREA) nos llevó a almorzar y nos contó un poco acerca del Centro de Rescate. En la noche comimos por nuestra cuenta y como estábamos cansadas, nos fuimos a dormir.

Al día siguiente fuimos en mototaxi al Centro de Rescate. El equipo nos dio la bienvenida y nos agradeció por el trabajo de diseño que hicimos para ellos no solo porque era vistoso, sino porque sintieron que los ayudábamos a seguir con su misión: rescatar a los animales mamíferos acuáticos y concientizar a la población de la importancia de la no domesticación de los mismos. Nos sentimos orgullosas de ver que nuestro logotipo ya estaba impreso en sus documentos.

Nos presentaron a los cariñosos y curiosos manatíes dentro de la reserva y les pudimos dar de lactar. También, nos enseñaron el procedimiento que les realizan mensualmente para observar los cambios positivos que se van dando. Esto incluye un análisis de sangre y de peso, al igual que un chequeo de las heridas resultantes de la domesticación ilegal. Nos contaron como realmente surgió la idea de preservar y cuidar a estos  animales y como poco a poco ha ido creciendo con el apoyo de “The Dallas World Aquarium” y el gobierno regional de Loreto. Dentro del lugar había también voluntarios extranjeros que ayudaban con las labores del centro. De igual manera, participaban estudiantes universitarios de las carreras de Biología Marina y Veterinaria.

Javier, atento por amenizar nuestra estadía en Iquitos, nos contactó con un muchacho que nos podía dar un tour personalizado por los ríos Nanay y Amazonas al día siguiente. Luego fuimos con todos ellos a almorzar platos típicos como cecina con tacacho y jugo de cocona. Cuando terminamos, Javier nos dejó en el zoológico de Quistococha, donde vimos una gran variedad de animales salvajes y amigables durante todo el recorrido, el cual finalizó en una laguna inmensa.

Al día siguiente estábamos emocionadísimas por empezar nuestro paseo en lancha. Nos pusimos nuestros chalecos salvavidas y empezamos la travesía. Podíamos parar donde quisiéramos. Primero fuimos al serpentario, donde el domador amaestraba a las serpientes, felinos, loros, etc., para que pudieran estar en contacto con los visitantes y luego, los devolvía a su hábitat. Los perezosos nos dieron abrazos y nos colgamos a las serpientes en los hombros como si fuesen chalinas. Fue increíble. Luego nos dirigimos a ver a la tribu de los “Yaguas” que nos hicieron bailar con ellos de la manera más extraña. Así, aprendimos algunas de sus costumbres.

Después, paramos en el mariposario, el cual nos fascinó. No pudimos conocer a la dueña del lugar que es Australiana, pero nos contaron que un día vino de visita a Iquitos y se quedó tan encantada de la naturaleza que decidió quedarse y dedicarse a la reproducción y al cuidado de las mariposas, lo cual requiere de una intensa y extensa investigación. Conocimos las 43 variedades que hasta el día de hoy han logrado reproducir, sin embargo, quedan más de 400 por aprender. También nos enseñaron la manera adecuada de sostener a las mariposas. Para soltarlas, tenías que ponerlas en tu mano y esperar a que, solitas, decidan emprender vuelo. Durante el recorrido, te advertían que habían monos que en cualquier momento podían treparse en tu cabeza y que no podías gritar porque sino te mordían. Nos asustamos un poco. De repente, a Odalis se le encaramó uno pero ella supo manejar muy bien la situación y terminamos muertas de risa.

Luego regresamos a nuestra lanchita y como el calor era impresionante, decidimos meternos al río y empezar nuestro divertidísimo paseo en banano. Como no nos caíamos, nos llevaron al río más caudaloso y más turbio: el Amazonas. Tras unas curvas rápidas, el conductor finalmente logró botarnos, y entonces nos quedamos en el río chapoteando entre las lanchitas y los barcos que pasaban.

Como era nuestro último día, decidimos festejarlo yendo al restaurante gourmet de comida regional e internacional “Al Frío y al Fuego” que está situado en medio del río. Este lugar es reconocido por sus deliciosos platos y por su elegante infraestructura flotante. Una vez ahí, pudimos confirmarlo. Además, fuimos tratadas de la manera más cordial, al igual que a todos los que asistían. Nos llevaron y nos trajeron en una lanchita de madera lindísima, ya que el restaurante tiene su propio embarcadero. Nos arrepentimos de no haber llevado bikini porque incluso había piscina. Cuando regresamos a tierra firme, decidimos probar algunos tragos exóticos: “La charapita” y el “aliento del diablo”. Para nuestra sorpresa no estuvieron nada mal, aunque el aliento del diablo fue tan picante que el ardor nos quedó hasta el día siguiente.

Desde que llegamos, nos llamó la atención la cantidad de puestos que había de sandalias, así que no nos fuimos sin antes comprarnos un par. De esta manera, nos despedimos de una ciudad impresionante por su naturaleza, animales y por su calor.

Paloma Derteano  &  Odalis Chávez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: